El cierre de la frontera con Haití, anunciado por el gobierno dominicano como una medida de seguridad ante la crisis política y social que vive el país vecino, podría tener un efecto positivo en el bolsillo de los consumidores locales.

Los precios de los huevos y otros productos agrícolas perecederos podrían bajar al aumentar la oferta en el mercado interno, ya que se paralizaría la exportación hacia Haití.

Haití es uno de los principales destinos de las exportaciones dominicanas de productos agropecuarios, especialmente de huevos, pollos, plátanos, vegetales y frutas.

Según datos del Banco Central, en el primer semestre de este año se exportaron a Haití más de 200 millones de dólares en estos rubros, lo que representa el 18% del total de las exportaciones agropecuarias del país.

Sin embargo, la situación de inestabilidad y violencia que se vive en Haití desde el asesinato de su presidente Jovenel Moïse el pasado 7 de julio ha dificultado el comercio bilateral y ha generado incertidumbre entre los productores y exportadores dominicanos. Ante esta realidad, el gobierno dominicano decidió cerrar la frontera por tiempo indefinido, alegando razones de seguridad nacional.

Esta decisión podría tener un impacto positivo en los precios de los productos perecederos en el mercado local, ya que se crearía un excedente de oferta que presionaría a la baja los precios. Al reducirse la demanda externa, los productores tendrían que vender sus productos en el mercado interno a precios más competitivos.

Esto podría beneficiar a los consumidores, especialmente a los de bajos ingresos, que podrían acceder a productos frescos y de calidad a precios más asequibles. Además, se evitaría el desperdicio de alimentos que podrían dañarse si no se venden a tiempo.

No obstante este efecto positivo dependerá de varios factores, como la capacidad de almacenamiento y distribución de los productos, la elasticidad de la demanda interna y la duración del cierre fronterizo.

Si el cierre se prolonga por mucho tiempo, podría afectar negativamente a los productores, que verían reducidos sus ingresos y su rentabilidad.

Por otro lado el cierre fronterizo también podría tener un impacto negativo en otros sectores económicos, como el transporte, el comercio y los servicios, que dependen en gran medida del intercambio con Haití.

Creo  que debemos evaluar los costos y beneficios de esta medida, tanto para el sector público como para el privado

LIC. ALEXIS ROSARIO, CDP, SNTP, SIP

Agencia de Publicidad y Prensa (APUPRENSA )

» Profesionales de la comunicación al servicio de tu imagen»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí