Las mafias depredadoras y la DGII

La percepción de la mayoría de los dominicanos es que la DGII es una institución muy débil y que no combate ni persigue a los grandes depredadores del erario público y mucho menos si estos tienen poder político y económico.

La DGII y los organismos encargados de combatir la delincuencia, lucen incapaz de detectar a las personas que se hacen millonarias realizando actividades ilícitas (redes de narcotraficantes, redes de prostitución, redes de falsificación de medicamentos, redes de trata de blancas, redes de tráfico de armas, redes de venta de piezas de vehículos robados, redes de falsificación de bebidas alcohólicas y tabacos).

De vez en cuando se hacen operativos relacionados con las actividades antes mencionadas sin que en ningún caso se llegue al fondo de las mafias que las operan. Menos efectiva aún luce la DGII para combatir a los políticos que en el ejercicio de sus funciones se hacen supermillonarios a la vista de todos y que no tienen escrúpulos en presentar declaraciones patrimoniales en donde muestran sus fortunas sin que la DGII, en un ejercicio sencillo de comparaciones, verifique, por lo menos, las omisiones del pago de impuestos de tan abundantes y sorpresivas riquezas.

Recientemente, sin embargo, la DGII ha anunciado el sometimiento de toda una familia que, a decir de la DGII, ha defraudado al estado por más de RD$4 mil millones de pesos. Indica también, que tiene en investigación otro caso, que posiblemente supere al denunciado.

Los anuncios de estos casos han venido precedidos de mucha publicidad, en los que se ha señalado inclusive que esas mafias organizadas han estado amenazando al director de la DGII y al personal actuante.

En un país acostumbrado a los “Operativos” (que nunca resuelven los males de fondo y que pasan de moda a las pocas semanas de anunciarse), debe llamar la atención estos casos denunciados por la DGII porque pudiéramos estar a las puertas de un combate real de los enriquecimientos ilícitos y de los delitos tributarios de gran magnitud.

El tiempo dirá si es un combate frontal o si se trata de otro de los tantos “operativos coyunturales”. Para que la ciudadanía perciba que la lucha es real, es necesario que trabajen de manera coordinada la procuraduría, la Cámara de Cuentas y la Dirección Nacional de Control de Drogas, así como todos los organismos investigativos del estado…

Esas mafias se fortalecen cuando logran infiltrarse en el poder político y militar. Por tanto, los organismos del estado deben determinar el grado de infiltraciones en las estructuras del estado que no permite que esos “operativos” den los resultados esperados.

Recientemente en uno de esos “operativos” la procuraduría intervino dos negocios que se dedicaban a la venta de piezas de vehículos robados. Por lo visto, la DGII no intervino en la investigación ya que en ningún momento y como suele ser característico de la DGII cuando realiza un operativo, no se anunció los montos estimados de defraudación tributaria por esas ventas y actividades (realizadas sin comprobantes fiscales y sin las declaraciones de los impuestos de esas millonarias ventas).

La Asociación Tributaria saluda las labores de persecución del delito en cualesquiera de sus formas…y aboga porque las persecuciones sean permanentes e implacables!

POR: EUNICE ARIAS TORRES-Presidente ATRIRD

Share

Se el primero en comentar on "Las mafias depredadoras y la DGII"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*