REGRESO A CLASES.

Acompañamiento de la familia en el proceso educativo

Iniciamos un nuevo año escolar, y con ello el proceso de relación infalible entre escuela y familias. Que si bien es cierto todos conocemos, se hace cada vez más difícil asumir.

La educación es un proceso que comienza por la familia y continúa en la escuela, por lo que se requiere la colaboración de ambas partes para lograr el desarrollo educativo y personal del niño, ya que estamos construyendo individuos.

Sin embargo, cada vez es mayor el reclamo imperante por parte de las escuelas en la actualidad por la falta de apoyo de las familias y el compromiso que esta debe ocupar en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Los padres y madres deben ser los principales garantes del proceso educativo y por demás son los más beneficiados, por lo que su rol en esta etapa es de vital importancia.

Dicho rol es cambiante, de acuerdo a la etapa educativa en la que se encuentre el alumno/a, no obstante, padres, madres, tutores y la familia en general, representan ese apoyo primordial que requieren tanto sus hijos e hijas, como el centro educativo para el logro de los objetivos.

Cabe señalar que la institución educativa se encarga de dirigir los aspectos académicos en los y las estudiantes, no obstante, la familia es la mayor responsable de formar personas íntegras que brinden aportes tangibles a la sociedad, encargándose de fomentar en los hijos e hijas los valores y conductas que desarrollarán a lo largo de su vida.

Es por esto que a nivel educativo demandamos de las familias el acompañamiento, la comunicación, la integración, el cuidado y amor requerido que requieren los y las estudiantes durante todo el proceso educativo, lo que se traducirá en el desarrollo de personas seguras de sí mismas, disciplinadas, autodirigidas y con emociones saludables.

Reconociendo que en muchos de los casos las familias no cuentan con el entrenamiento o conocimiento requerido para desarrollar una dinámica familiar adecuada, dejamos abierta la invitación a acercarse a las entidades educativas, establecer una comunicación efectiva con docentes y todo el equipo de dichas instituciones,  y acompañar a sus hijos a crecer y aprender. Finalmente, ofrecemos algunos consejos que pueden ser de gran utilidad para cumplir con este hermoso rol y lograr un año escolar exitoso:

  1. Vigile la salud de sus hijos e hijas.
  2. Cuide su alimentación.
  3. Establezca rutinas de descanso y recreación.
  4. Garantice las horas de sueño adecuadas, según su edad.
  5. Acompáñales a la escuela, (sobre todo los primeros días).
  6. Cree un clima de confianza y apertura.
  7. Limite el uso de la tecnología.
  8. Hablen acerca de la escuela.
  9. Dedique tiempo solo para ellos/as.
  10. Colabore con sus tareas.
  11. Asista periódicamente a la escuela.
  12. Involúcrese en las actividades escolares y extracurriculares.

Por: Yubelkis Castillo

Psicóloga

 

 

Share

Se el primero en comentar on "REGRESO A CLASES."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*